Follow by Email

jueves, 26 de mayo de 2011

Tradiciones y costumbres, página 13



FIESTAS PATRONALES- Las fiestas patronales se celebraban el día 2 de septiembre. Posteriormente se cambiaron al primer fin de semana de septiembre o al último de agosto, dependiendo de cómo tocara. Son en honor de nuestros patronos San Esteban Protomártir y San Blas Obispo. Su duración es de tres días y un cuarto de propina. En ese cuarto día antes, los mozos tenían la costumbre de hacer lo que se llamaba la “abedajada”, un bacalao al ajoarriero para degustar en cuadrillas. Posteriormente se ha cambiado el menú y ahora el concejo ofrece un rancho de patatas con carne para todos los vecinos del pueblo, cargando él con todo el gasto de los condimentos y la bebida.

Al acercarse las fiestas patronales los mozos se reunían y nombraban por votación un “mayordomo”. El “mayordomo” era el personaje que asumiría la autoridad de todos los demás mozos, haría los honores y administraría los gastos de las fiestas. La cuadrilla de los  mozos se encargaba de contratar la música y también de pagarla. Para ello recibían ayudas del concejo y de la taberna. De la taberna, recibían una comisión por las partidas en que se jugaba dinero, como “el parar”. Al hacer, en los días de las fiestas, la “ronda copera”, por las casas de los convecinos, aprovechaban la visita para pedir dinero que les ayudara a pagar la música. Cada domicilio colaboraba con lo que buenamente le parecía y siempre había una buena disposición. Los mozos, por turno, se organizaban para llevar a los músicos a sus casas y darles la pensión completa.                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario