Follow by Email

jueves, 26 de mayo de 2011

Tradiciones y costumbres, página 19



LA DIVERSIÓN DE LOS DOMINGOS- Las tardes de los domingos y días festivos, después de acudir al rosario de la tarde, la gente joven, toda junta, acudía a pasear a la carretera. Algunos mozos llevaban sus instrumentos de guitarras y bandurrias y se hacía un poco de baile suelto, en la misma carretera. Más tarde, se iba andando hasta la Venta de Larrión donde la cuadrilla de mozos tomaba vino y las chicas alguna gaseosa. Al atardecer, se volvía otra vez al pueblo antes del toque de “oración”. Las mujeres casadas se juntaban en alguna bajera a jugar a la brisca y sus maridos pasaban el rato en la taberna.

LAVAR LA ROPA- En tiempos atrás, la ropa se lavaba en el río, luego en el lavadero y después en la propia casa. Para secarla se distribuía encima de matas, de la era o del campo, a que le diera el sol. Únicamente la colada se hacía una vez a la semana e incluso se tardaba más tiempo. El jabón utilizado era de fabricación casera, elaborado con restos de sebo y aceites sobrantes. Hervido con sosa, se revolvía bien toda la mezcla y cuando cuajaba, se cortaba en trozos en forma de pastilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario