Follow by Email

jueves, 26 de mayo de 2011

Tradiciones y costumbres, página 21



Anteriormente, el trabajo de la trilla se efectuaba con el trillo, una plancha de madera de frente curvada hacia arriba, parecida a un trineo y que en su parte inferior tenía unas filas de hojas de sierra, con dientes afilados, que era tirado por una caballería o un ganado que daba vueltas en círculo por la parva, con el fin igualmente de separar el grano de la paja. Aquel apero era mucho más divertido. Encima de él y para hacer contrapeso, montaban a los críos que se hinchaban a dar vueltas y vueltas sin falta de ir a los “caballitos “de las ferias a gastarse las “ochenas”. Sin embargo, tenían su peligro, y había que ir bien agarrado, pues ya hubo algún percance y a algún mocete del pueblo, que se cayó, le pasó el trillo por encima de la cabeza, dejándole las marcas de los dientes de sierra y el peinado a lo afro para siempre.

LAS “SUERTES”- Con este nombre se conocen, al sorteo que el Concejo hace entre todos los vecinos, de los árboles del monte que asigna gratuitamente para leña. El rodal o guarda de monte indica el sitio, que árboles se han de cortar y establece por número los cupos. Se hacen unas papeletas se meten en una boina y cada empadronado en el pueblo va sacando el número del cupo de leña que la suerte le asigne. De ahí su nombre de “suertes” de leña. El concejo prohíbe la venta de la leña, entendiendo que su fin debe de ser el de calentar el hogar de los vecinos

CARBÓN (CISCO DE ROBLE o de ENCINA)- A esos “trocicos” del carbón vegetal, empleados en braseros  y usados para calentarse, les llamaban “quema setas” por su facilidad en estallar cuando los tenían las mujeres debajo de las piernas. El cisco de encina no era tan peligroso.






CHOPO DE MAYO
A los mozos les daban un chopo para que una vez tirado lo vendieran y con el importe de su venta poderse ir a merendar. Costumbre parecida al Mayo de Améscoa (Larraona, San Martín, Zudaire) que actualmente se ha vuelto a recuperar; y consistente en subir a la sierra de Urbasa a cortar un haya bien alta, limpiarla dejándole las ramas de la parte de arriba, bajarla a hombros al centro del pueblo, levantarla y sujetarla con cuñas.









No hay comentarios:

Publicar un comentario