Follow by Email

jueves, 26 de mayo de 2011

Tradiciones y costumbres, página 27



 JUEGOS DE CARTAS:


De entre todos los juegos de mesa, sin duda alguna, destacan, los juegos de cartas, naipes, o de la baraja, que dicen otros. Es una tradición muy antigua reunirse familiares o amigos alrededor de una mesa a echar una partidita. Los largos días de otoño e invierno y cuando no había televisión eran el entretenimiento más socorrido sobre todo de los mayores.
Hay cantidad de juegos, la mayoría, de todos conocidos; como la brisca, el mus, el chinchón, el tute, las siete y media, los seises, el orón, los nueves, el hijoputa y otros menos conocidos pero variantes de los mismos, como el remigio o rabino, el ilustrado, el subastado o arrastrado, el julepe, la pocha, el guiñote, el cinquillo, la canasta, el póker, etc. De todos estos juegos cada región tiene sus normas y sus diferencias pero la base sigue siendo la misma en todos ellos. A continuación, y explicados muy brevemente, alguno de ellos:

La Zorra- Así se llama a un juego de cartas de la baraja española consistente en lo siguiente: todos los jugadores ponen la cantidad que se fije para echar al corro. El que da la baraja reparte las cartas del mazo por orden. Si sale un as (pierde) y tiene que pagar la cantidad que se establezca al corro (al montón), si sale un rey (gana) y retira del corro lo acordado. A quien le salga el 4 de oros (que es la zorra) es el ganador final y se lleva todo lo que tenga el montón. Se vuelve a poner dinero y se comienza otra vez. 

Ilustrado- Variedad del juego del mus, en la que se reparten todas las cartas entre diez jugadores que juegan individualmente.

Subastado- Modalidad del tute para tres jugadores. Se juega con la baraja española a la que se le han retirado los doses, quedando 36 cartas y correspondiendo 12 cartas a cada jugador. El objetivo del juego es conseguir el total de puntos o tantos declarados en la subasta. Estos puntos se consiguen sumando el valor de las cartas de las bazas ganadas, los acuses, y el premio por ganar la última baza («diez de últimas»).

El parar- Juego de apostar. Es rápido y sencillo. Pueden jugar bastantes personas. Todas ellas ponen una cantidad de dinero que se fija al comienzo y que depositan en el centro de la mesa de juego en el llamado “corro” o  “montón”. Se reparte una carta a cada participante y por orden se va pidiendo carta, se pasa o se apuesta la cantidad que se quiera, inclusive todo el “montón”, dependiendo como es lógico, del valor de la carta que dispongas. La finalidad es montar con la carta que tienes la que te eche el repartidor. Cuando el “montón” se queda sin fondos, se vuelva a poner y se repite el juego.

Remigio o Rabino- Juego de naipes similar al chinchón. Se necesita una baraja de póker inglesa, o española, es decir, con 13 cartas por palo más cuatro comodines. El número de jugadores mínimo es 2, y el máximo con dos barajas es de 6, aunque pueden jugar más. Al comienzo, se fija una cantidad de puntos o tantos que será el tope, es decir, cualquier jugador que sobrepase esa cantidad será eliminado. El último jugador en no ser eliminado gana. Para ello, hay que conseguir tener el menor número de tantos posible en cada ronda.

Los Nueves- Es otro juego de la baraja de los de apostar dinero. Se inicia el juego señalando la cantidad que habrá que poner en el corro o montón, cada jugador. Se dan tres cartas de una sola vez y no hay descartes. Con el número del naipe se suma el valor en de las cuatro cartas y esos son los puntos con los que contarás. La mejor jugada es las medias que ganan a los puntos siguientes que en orden son: 29, 19, 9; 28, 18, 8; 27, 17, 7. Un jugador puede apostar una cantidad de dinero y otros le pueden aceptar la apuesta, ganándola el que mejor jugada lleve.
Cuando se haya retirado todo el dinero del montón, los jugadores vuelven a poner e inician una nueva partida.

La Pocha-  Juego de cartas  de la baraja española. Las reglas son similares a las del tute, es decir, el orden de las cartas de mayor a menor es: As, tres, rey, caballo, sota, siete, seis, cinco, cuatro y dos. Pueden participar de 3 a 6 jugadores  El juego consiste en adivinar cuantas bazas vas a conseguir con las cartas que tienes (cero, una, dos, etc.), apuntándose en un papel.

Julepe- Juego variante de la brisca pero con apuesta de dinero .A la baraja se le quita los ochos y los nueves. El número de jugadores es de tres a nueve.


Guiñote- Otro juego de naipes parecido al tute. Intervienen cuatro jugadores formando dos parejas. También se le retira a la baraja los ochos y los nueves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario